Sabanas negras

 

La cama oscura,

mis ojos carmelitas y ardientes

abriendo las costuras

de todos esos corazones.

 

La cama hecha para una diosa,

mis piernas de Aquileas

agarrándose de tu cintura

dentro de mi, abejas golosas.

 

En mi cama un infierno,

la petit mort

mi cuerpo del destino

llevándote a la nube de Oort.

Advertisements