Niña loca enamorada

 

Mi cabeza un zumbido

lleno de piquetes de mosquito

Y vuelan sin parar por la ciudad oscura

Mientras camino por plena noche fría sin abrigo.

 

Pedí que ella me abrigara

Con su colcha de sereno

Para caminar sin miedo y sin traba

Hasta la cama de mi jardinero.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements